viernes, 26 de noviembre de 2010

Piratería

La piratería es una cosa que perjudica a mucha gente, tanto a discográficas, cantantes… si una discográfica cierra, mucha gente se va al paro.

Pero un cantante, también gana dinero haciendo conciertos, no solo vendiendo discos.

Yo prefiero descargarme los discos y películas de Internet, que tenérmelos que comprar, aparte de que es más barato, cuesta mucho menos.

Si por ejemplo de un disco te gusta una canción, no te vas a comprar el disc

o entero, para eso te descargar la canción y ya.

Otra cosa que no veo muy bien son los famosostop manta”,

se ponen generalmente CDs musicales y DVDs de video comerciales, en la calle para venderlos a precios muy por debajo de los "discos legales".

Esta actividad es ilegal, y en cuanto se acerca un agente de policía, los vendedores recogen su muestrario tan rápido como pueden y huyen. Los discos están sobre una manta o sábana extendida (de ahí el nombre) para facilitar su recogida.

Estos “top mantas” además de venderte los discos, muchas veces no se ven o escuchan en concisiones, te estafan.

Pero los top mantas quitan muchos clientes a los discos legales, muchas veces los clientes de los top mantas no están dispuestos a pagar el precio de un disco real.

También corren el riesgo de que les pille la policía, pero solo les quitan los discos y les ponen una pequeña multa, como mucho.

Otro riesgo que corres de descargarte las cosas en Internet, es que no sean de buena calidad, tengan mala imagen o sonido, o que si no miras lo que te has descargado, a la hora de verla, sea otra cosa, como por ejemplo imágenes adulteras.

Pero yo creo, que no es malo descargarte de vez en cuando cosas en Internet, yo lo voy a seguir haciendo.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Mi autorretrato Romántico


En algunos aspectos característicos del Romanticismo me siento definida y en otros no tanto.
No considero que sea un persona individualista, ya que no siento que esté al margen del grupo, sino integrada en él; pero por el contrario pienso que soy una persona demasiado subjetiva, digo lo que pienso y en muchos casos me es difícil opinar objetivamente sobre un tema.
Pienso que defiendo la libertad personal en cierta medida, no me considero una persona muy liberal y por supuesto no rompo con todo tipo de normal, pero tampoco las cumple a raja tabla.



Con respecto al predominio de los sentimientos frente a la razón, sí que me veo identificada como un autentica romántica; ya que muchas veces no he pensado con la cabeza y de momento, la verdad, no ha sido muy apropiado, porque las consecuencias han sido nefastas.
El idealismo creo que es la característica que todo el mundo busca y/o encuentra en pocas ocasiones; todo el mundo sueña con el chico o la chica perfecta que reuna todas las cualidades posibles: buen físico, buen fondo y cierta cultura o inteligencia.

El Canto del Loco - La suerte de mi vida from Watergun on Vimeo.



Por otro lado, no choco contra la realidad de ningún modo, porque si no la llevaría clara; creo que hay que ser realista aunque tampoco viene nada mal la puesta en marcha de la imaginación de vez en cuando.
Obsesión con la muerte, por suerte, no tengo; y aunque en algunos aspecto soy algo negativa, creo que negatividad es que soy demasiado exigente conmigo misma, a parte de eso, creo que soy una persona e bastante positiva, que me hace feliz cualquier cosa.
Estoy totalmente de acuerdo en la característica de los sentimientos como reflejo de la naturaleza, según el clima o la estación del año estoy más contenta o más alta o baja de moral.
El nacionalismo en parte me parece una característica importante, porque me gustan las tradiciones y costumbres de España y de mi propia localidad, y práctico muchas de ellas o me gusta ver como otros las practican.
Sobre todo las costumbres gastronómicas, musicales e instrumentales.

lunes, 22 de noviembre de 2010

La TeleBasura


¿Nos hace daño un poco de telé basura al día?

La tele basura son programas de televisión que hablan sob

re la vida privada de los demás y los cotillos de corazón, estos son programas como Sálvame…

En estos programas trabaja gente sin estudios, y que no tiene otra cosa que hacer que hablar sobre la vida privada de los demás, no tienen suficiente con la suya.

Es verdad que todo ese tiempo podrían invertirlo en cosas más interesantes, pero esos programas no existirían si no tuviesen audiencia, por lo que la gente si que los ve.

Muchos pensamos que son una perdida de tiempo, pero ¿No los ves nunca?

Yo también pienso que en ocasiones podría contar cosas más int

eresantes en vez de esos programas. Pero yo también los e visto alguna vez, y a mi como a mucha gente de vez en cuando nos gusta enterarnos de esas cosas.

Los telediarios si que se deberían emplear para hablar de cosas i

mportantes, pero por ejemplo en el de deportes se pegan el 95% hablando de futbol, futbol y más futbol.

No veras nunca publicadas en ninguna revista ni en ningún programa de televisión contar cosas verdaderamente importantes.

La gente que trabaja en estos programas son gente sin estudios, inculta, que no tiene otra cosa que hacer, y les pagan una cantidad de dinero demasiado grande por hacer lo que hacen, que lo puede hacer cualquier persona.

A mí me parece bien que allá programas de esos, pero no todo el día, que siempre que enciendes la televisión los ves… a cualquier hora.

LOS TOROS

A aquellos amantes de las corridas de toros; de ver al animal correr sin descanso intentando matar al torero sin éxito y muriendo al final, de la forma menos digna que probablemente, en mi opinión, haya en este país.

A aquellas personas les querría decir unas cuantas cosas, no obstante, no puedo llegar a palabras mayores ya que me afectaría a mí misma, porque yo también soy de esas personas que están a dos metros del televisor observando como una valerosa persona está ahí con un animal que podría costarle la vida.

Sí, a mí también me gusta, lo reconozco, pero cuando llega la hora de clavarle el estoque al toro, me da un vuelco el corazón y pienso que menuda panda de salvajes y de brutos somos, que una de nuestras mayores tradiciones es matar a animales solamente por diversión.

Por eso, creo que si toreásemos a los toros y no llegase ese momento final en el que el toro muere-cómo he dicho antes- indignamente, nos quedaríamos igualmente de satisfechos por ver cómo un señor tan osado se enfrenta a un animal de tanta bravura como es el toro.

sábado, 13 de noviembre de 2010

¡Carlota sigue ahí!


Era una tarde de verano cuando mi familia y yo nos mudábamos a nuestra nueva casa. Los niños discutían por elegir sus habitaciones mientras que nosotros descargábamos las cajas de la mudanza.

Al lado de nuestra casa, había otra casa muy grande y bonita y me parecía raro que estuviese abandonada.

Sobre la hora de cebar vino a visitarnos una vecina, nos trajo una torta para darnos la bienvenida al vecindario, yo le pregunté por la casa de al lado, tenia mucha curiosidad, y ella me contó la siguiente leyenda:

Hacía el año 1940 vivía allí la familia Rodríguez, era una familia muy adinerada. Carlota la mujer no trabajaba fuera de casa, se dedicaba a las tareas de la casa. Carlos, tenia un gran cargo en una empresa importante.

Ellos estaban muy enamorados el uno del otro, todo les iba genial, les encantaba estar juntos y viajar por el mundo.

Carlota llevaba unos días que se encontraba muy molesta, pero ella lo dejaba pasar, un día Carlos la llevó al medico y le hicieron una serie de pruebas, Carlota tenía cáncer, y los médicos le daban 2 o 3 meses de vida.

A raíz de eso ya nada les iba bien, Carlos se despidió del trabajo para no separarse de ella e hicieron todo lo que Carlota siempre había querido hacer.

Cada día Carlota iba empeorando, hasta que murió.

Carlos no salía de su casa, no quería volver al trabajo, le resultaba imposible dejar de pensar en Carlota, y no sabía como hacer una vida sin ella.

Los vecinos pasaban a su casa a ver como estaba y le animaban a salir un poco, volver a trabajar…, pero el no hacía caso.

Después de un año de lo sucedido, Carlos decidió volver al trabajo, aunque le costase mucho.

En el trabajo conseguía desconectar de todo y le iba muy bien.

A finales de año, se celebró el aniversario de la empresa y allí Carlos conoció a una chica con la que congenio muy bien.

Les gustaba quedar y hablar el uno con el otro.

Cada vez quedaban más y más, se empezaron a gustar, y comenzaron una relación.

Patricia estaba separada y tenia dos hijos, uno mayor Jorge y el pequeño Luis.

Cuando ya llevaban casi un año de relación, Carlos le propuso a Patricia que se fuesen los 3 a vivir con el a su casa.

Los 4 vivían juntos y todo les iba muy bien.

Un día, el hijo mayor de Patricia, Jorge, se había dejado las llaves de la casa, y como ya era muy tarde, tuvo que entrar por la puerta de atrás, allí en el jardín trasero de la casa, Jorge se encontró a una mujer de unos 50 años, con una bata rosa descolorida, sentada en una silla, se giro Jorge durante un instante, y a lo que se dio la vuelta, la extraña mujer ya había desaparecido. Jorge no consiguió pegar ojo en toda la noche, la imagen de esa extraña mujer se le venia a la cabeza continuamente.

A la mañana siguiente le contó a su madre lo sucedido, ella lo dejó pasar y le dijo que por la noche se confundían mucho las cosas y podía habérselo imaginado.

Pasaron los días y Jorge ya estaba más tranquilo, hasta que le sucedió lo mismo, se la encontró por la cocina a mitad noche cuando iba a por un vaso de agua, se asusto tanto que subió corriendo a su habitación sin el vaso de agua. Está vez no se lo contó a su madre por que sabía que no se lo creería.

Patricia ya no se acordaba de o que le había sucedido a su hijo Jorge. Iba a lavar la ropa cuando de repente se encontró a una señora con las mismas características de la que Jorge se había encontrado en el jardín trasero de la casa. Patricia se la encontró sentada en una silla que tenía al lado de la lavadora, se giró un momento, y a lo que se volvió había desaparecido, era todo muy extraño, no sabía quién podía ser esa mujer.

El domingo la `familia´ tenia comida en casa de unos vecinos, todos se lo pasaron muy bien allí, en especial Luis, que como los vecinos tenían una hija de la misma edad, se pasaron todo el rato jugando.

Cuando ya habían terminado de comer, Patricia y Maribel, su vecina, fueron a recoger la mesa y fregar la vajilla, mientras recogían, Patricia le contó lo sucedido con esa extraña señora.

- ¿Y tienes idea de quién puede ser?

- No, yo no la había visto antes, pero mi hijo Jorge, también se la encontró y le desapareció en el instante.

- Perdona Patricia, podrías volver a describirme a ésa señora, por favor.

- Sí claro. Tendrá unos 50 años, 55 como mucho, es un poco gordita, alta, su pelo es castaño, tiene la piel clara y los ojos verdes, lleva puesta una bata de color rosa descolorida.

- Espera un momento, me ha recordado a alguien, ahora te traigo una foto.

Patricia esperaba impaciente haber si de una vez descubría quién era la mujer que se colaba en su casa.

Llego Maribel con la foto, se la enseño y le pregunto:

- ¿Es ella?

- Si, si es ella, ¿De quién se trata?.

- Es Carlota, murió hace 3 años de un cáncer, vivía en tú casa, era la mujer de Carlos.

Patricia no sabía que decir, se quedo helada al oír esas palabras, le parecía imposible, que fuese Carlota, la difunta mujer de Carlos, la que anduvia por su casa.

Quería contarle a Carlos lo sucedido, pero tenía miedo de que si se lo contaba, el la tratase por loca y la dejase.

Al final se lo contó, y No se como pero al final se lo creyó.

Un día estaba Jorge en la cama cuando de repente se le apareció Carlota, Jorge tenía miedo, ella le decía que se le acercase, al final se armo de valor y se puso a menos de un metro delante de ella.

- Jorge, no te quiero hacer daño, tranquilo. Solo quiero hablar con tigo y pedirte que me transmitas unas palabras para decírselas a Carlos.

- Va va vale…

- Dile, que me alegro mucho de que allá encontrado a otra familia que le haga feliz, que le deseo lo mejor en la vida y que muchísimas gracias por los últimos meses que paso a mi lado, cuidándome y ayudándome a cumplir mis sueños.

Después de estás palabras Carlota desapareció y Jorge se quedo pensativo. Fue al salón donde se encontraba Carlos y le contó todo lo que le acababa de suceder, Carlos le escucho con atención y al terminar Jorge de hablar, él no sabía que decirle, en el fondo estaba contento de haber hecho feliz a Carlota sus últimos meses.

Desde entonces el espíritu de Carlota siguió vagando por esa casa durante generaciones.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Vivo para contarlo

Corría el año 1859 si no me equivoco, yo tenía una relación amorosa con un hombre de buen ver, alto, moreno y muy sentimental llamado Gustavo Adolfo Bécquer. Nos habíamos conocido hace varios años en una de las calles de Madrid. Aún lo recuerdo como si fuera ayer:


“1-11-1856, era una noche oscura, iba sola por la calle aterrada porque me seguía un joven encapuchado. Poco a poco iba andando más rápido y de repente, me choqué con un hombre con capa y barba. Me quedé hipnotizada al verle su cara de porcelana…El escucharle la voz terminó de enamorarme:

- ¿Está bien señorita?

- S…ssi, lo si…siento.-Conseguí responder balbuceando, con el cuerpo inundado en miedo. Puso una mueca.

- ¿Seguro?- Miré hacia atrás y el joven que me daba miedo ya no estaba. Me repitió la pregunta para sacarme de mis pensamientos.-¿Seguro?

- Sí, sí…Creo que tengo que aprender a ser más valiente.

- No es ningún pecado que una mujer tan bella como usted tenga miedo una noche así, cuando está sola.-Dijo caballerosamente.-Mi nombre es Gustavo, ¿puede concederme el suyo?

- Me llamo Elisa, Elisa Guillén.-Me besó la mano.

- Encantado. ¿Y puedo saber a qué se debe este encuentro?

- Necesitaba salir de mi casa y dar una vuelta… Digamos que no soy la preferida en la familia.

- Te acompañaré hasta tu casa.-Dijo repentina con seriedad.-Será mejor.

Nos seguimos encontrando y terminé mudándome con él para alejarme de mi familia-aunque a él no parecía hacerle mucha gracia. –Yo era ama de casa y Gusi se dedicaba al periodismo. La verdad es que nuestra situación económica no era del todo buena, pues estábamos continuamente en crisis. A Gusi no le gustaba trabajar demasiado y no se esforzaba lo suficiente en su trabajo, lo que nos llevaba a bastantes discusiones por día.

Al cabo de un tiempo, la crisis no era solamente económica, teníamos problemas de pareja y todo por el dinero. Decidí ponerle fin a esa situación. Pensé en dedicarme a la prostitución intentando que no se enterase, ya que era lo único que una mujer como yo podía hacer, pero la jugada me salió mal.

Al principio ponía escusas baratas: “He ido a pasar el día con unas amigas”, “he salido a dar una vuelta”,… Que aunque fueran simples, al menos servían de algo. Gusi no se preocupaba.

Un día, un conocido de Gusi vino al local donde yo trabajaba. Le pedí que no le dijera nada a mi novio y a cambio me pidió mis servicios sin tener que pagar nada. Yo acepté. Estuvo aproximadamente un chantajeándome. No podía más, a veces, al llegar a casa me lo encontraba charlando con Gusi. Con estas visitas, estos dos se estaban haciendo más amigos y yo tenía miedo de que le dijera algo. Opté por rebelarme y decirle que le dijera lo que quisiera, pero yo no iba a ofrecerle nunca más mis servicios. Creía que no iba a decirle nada por cobardía a que Gusi le preguntase como había llegado a esa conclusión. Al día siguiente llegué a casa. No había nadie. Entré a la habitación de mi enamorado y todas sus obras se habían marchado junto a él. Sólo encontré un escrito debajo de la mesa donde él pasaba todas las tardes:

“Cuando me lo contaron sentí el frío

De una hoja de acero en las entrañas,

Me apoyé contra el muro, y un instante

La conciencia perdí de donde estaba.

Cayó sobre mi espíritu la noche,

En ira y en piedad se anegó el alma,

¡ y entonces comprendí por qué se llora!

¡ y entonces comprendí por qué se mata!

Pasó la nube de dolor…con pena

Logré balbucear breves palabras…

¿Quién me dio la noticia?... Un fiel amigo…

Me hacía un gran favor… le di las gracias.

martes, 9 de noviembre de 2010

La leyenda de Doña Urraca

La historia cuenta que Doña Urraca existió en la realidad sobre el año 1334, que se casó con Don Torrellas Ortíz, y es considerada la fundadora de la Iglesia de la Asunción, conocida como "El Piquete".



Doña Urraca era una joven de gran belleza, con los cabellos largos y ondulados, la tez muy blanca, con un carácter rebelde y algo atrevida para la época en la que se encontraba. Estaba locamente enamorada de un joven de Quinto llamado Antonio, él era un campesino fuerte, muy moreno, con las facciones muy marcadas y encantador en cuanto a su persona.
Como es natural los amores de la pareja, no fueron consentidos, por los que los padres de la joven, para prevenir cualquier locura de su hermosa hija, encerraron a Antonio en una vieja cárcel abandonada situada junto al Arco de San Miguel.
Para que los am
ados pudieran verse, aunque fuera desde la lejanía, la dama de compañía de Doña Urraca fue a visitar a Antonio y le explicó el plan de su amada.Éste consistía en que ambos, con un trocito de espejo salieran a sus respectivos balcones, ella al de su castillo y él al del mirador del Arco y con el reflejo del sol poder ver sus rostros.(Está comprobado que desde el mirador del Arco, se aprecia perfectamente el Piquete).




Pasado el tiempo, los padres de Doña Urraca, la prometieron con un hijo de un amigo de la nobleza; ella tristísima ante la noticia, no paraba de llorar.
Al fin llegó el día del enlace, durante un par de días se celebraron diversos festejos en los que participó el pueblo entero. Por fin el día de contraer matrimonio, el cortejo partía hacia la Iglesia, todos vestidos con sus mejores galas;bailarines y músicos amenizaban con su dulce música el camino hacia la Iglesia. Cuando pasaron por delante de la vieja cárcel en la que estaba encerrado Antonio, que miraba desde su balconcito con cara de desolación y desesperación como su amada partía para casarse con otro hombre. Doña Urraca, más bella que nunca, con el cabello recogido y un vestido que hacía juego con el color de su piel, se vio abatida por la situación y antes de llegar a la Iglesia, cayó desmayada.
Por ello, se suspendió en enlace y todos volvieron al castillo, Urraca enfermó gravemente por el desamor que sentía y tras varios meses de espera, ésta no se casó con nadie; dedicándose a cuidar a los enfermos de Quinto en su querido Piquete, sin volver a ver nunca jamás a su amado Antonio.

lunes, 8 de noviembre de 2010

TRAICIÓN

Era Lunes, y como todos los lunes, tengo la costumbre de ir a desayunar con mi hermana… estuvimos charlando un rato hasta que me tuve que ir a trabajar.

Mientras estaba trabajando en el despacho, me sonó el telefoto, era mi amigo Carlos, ¿Que querría?:

-Hola Claudia.

- Dime Carlos, me sorprende tu llamada.

- Losiento si molesto. ¿Podríamos quedar luego para tomar algo, y así hablamos?

- Estoy muy liada, pero un rato tengo sobre las 18:00, ¿Vamos al bar de siempre?

- Sí, allí nos veremos a las 18:00.

Estuve hasta las 18 sin parar de darle vueltas a la cabeza, no me imaginaba de que querría hablar, pero tendría que esperar para saberlo…

Era ya la hora, acudí al bar, la verdad… no tuve que esperarlo mucho tiempo.

-Hola Carlos, me has dejado desconcertada.

- Losiento Claudia, me ha costado mucho pensar en como decirte esto… y la verdad, aun no lose.

- Carlos venga, que tienes que decirme.

-Siéntate, será mejor…

- Me estas preocupando.

- Haber como te lo digo… La otra noche, cuando iba para tu casa, mientras estaba aparcando el coche, me encontré a tu hermana Marina saliendo de tú casa…

- Es mi hermana, ¿eso que tiene de malo?

- … salio a despedirla Raúl, el iba escaso de ropa, y la despidió con un beso...

Me quede paralizada, no sabia que decir, no me salían las palabras, ¿Estaba insinuando que Raúl me había sido infiel con mi hermana?

Lo único que me salía hacer en ese momento era llorar, llorar y llorar, no podía creerme lo que me había contado.

Sentía un gran dolor en el pecho, en el corazón. No me había fallazo solo mi marido… sino también mi hermana, en la que tanto confiaba.

Le di las gracias a Carlos, y me fui de allí sin decir ni una sola palabra más, estuve dando vueltas por la cuidad horas y horas sin saber a donde ir, y al final decidí escribir una carta:

Querido Raúl, tantos años a tu lado, pensando que lo nuestro era perfecto, te e querido y te quiero como a nadie, e soñado con tigo cosas preciosas, he pensando que lo nuestro seria para siempre, nada ni nadie se interpondría en nuestros caminos.

Pero me e dado cuenta que tu no pensabas lo mismo que yo, me has utilizado todos estos años no se ni porque, ni para que, solo se que me has hecho mucho daño.

Espero que ahora que me seas feliz con mi HERMANA, no había otra no, mi hermana tenia que ser. Que os vaya bien.

Hasta Siempre. Claudia.

Bienvenidos!

Este Blog esta creado por Elena Jaso, Carmen Falcón y Pilar Berges
Iremos añadiendo nuevas entradas y subiendo cosas nuevas a nuestro blog.
Esperamos que os guste. :)