lunes, 23 de enero de 2012

Comentario de texto: "CONSEJO DE DON AMOR, EXEMPLO DEL PINTOR PINTAS PAYAS"


Este exemplo del Pintor Pitas Payas es obra del Arcipreste de Hita Juan Ruiz, pertenece al libro del “Buen amor” y se trata de una obra del siglo XIV.
Pertenece al género narrativo en verso; es un exemplo, se trata de una narración breve, en este caso en verso, que tiene una moraleja, una enseñanza, en este caso Don Amor aconseja no dejar a la esposa nunca desatendida.
Dentro del libro del “Buen Amor” se sitúa en la tercera parte, en la del diálogo con Don Amor; cuando Don Amor responde a las acusaciones del Arcipreste con consejos para triunfar en el amor.


El tema es el consejo que Don Amor hace al Arcipreste de que no abandone nunca a su amada; Don Amor cuenta una historia entre dos esposos para dar consejo al Arcipreste de que nunca hay que abandonar a la amada, porque si no otro puede arrebatártela.
La historia cuenta que al poco de casarse el pintor Pitas Payas al poco de casarse con una joven dama, decide partir de Bretaña a Flandes, prometiendo a su esposa volver pronto y traerle un regalo del lugar y para que en el tiempo que estuviera fuera no le fuera la esposa infiel, le dibujo un corderito debajo del ombligo.
Dos años paso de viaje el pintor, y su esposa se buscó en ese tiempo un amante, un día llegó un mensajero dando la noticia de que su esposo volvería pronto, el amante de esta con las prisas dibujo un carnero en lugar de cordero que se le había borrado.
Cuando llegó el pintor comprobó si el cordero estaba, se dio cuenta del carnero y está argumento que tanto tiempo había pasado fuera que el cordero había crecido y habíase convertido en carnero.
Don Amor finaliza con la moraleja, de que lo dejes libre a tu esposa que te la robarán como si de una presa de caza se tratase, le dice que hay que cuidarla bien y con delicadeza. A su vez la última estrofa está dividida en planteamiento, nudo y desenlace.

Podemos dividir el fragmento en 3 partes:
- La primera parte corresponde a las dos primeras estrofas, en las que Don Amor aconseja al Arcipreste que no abandone a su amada si no quiere perderla.
- En la segunda parte, que abarca desde la tercera estrofa hasta la décimo primera, cuenta la historia del Pintor Pitas Payas y su esposa que le es infiel en su ausencia.
- La tercera parte y última comprende la última estrofa, en la que Don Amor escribe su moraleja, y aconseja al Arcipreste que no sea como Pitas Payas, que se fue y abandonó a su esposa, en vez de cuidarla bien y ella se buscó otro amante.






El consejo de Don Amor al arcipreste no se trata de una enseñanza moral, de lo que es bueno o malo, si no que se trata de una enseñanza práctica en la que se advierte al hombre que no deje a su amada desatendida sino quiere que se busque a otro; la preocupación no es por hacer el bien o el mal, sino por el triunfar en el amor.


En este pasaje no se manifiesta la mentalidad típicamente medieval, ya que no hay ascetismo por ningún lado y es una característica importantísima de la mentalidad de la época, no se rechaza lo mundano, ni los placeres terrenos, lo temporal, que conllevan a la vida eterna; ya que nos cuenta una historia de líos amorosos con infidelidades por medio, impensables en la época, nos muestra una idea más vitalista y antropocéntrica de la vida terrenal.


Por su tema, este exemplo incluido en la obra del “Buen Amor” no se podría incluir en el mester de clerecía, ya que trata un tema amoroso y no religioso como los clérigos hacen.
Por el autor si podría incluirse, ya que está escrito por un hombre que ocupa el cargo eclesiástico de arcipreste.
Según la intención, en este caso podríamos incluirla, ya que este exemplo nos intenta moralizar, y enseñarnos el camino malo del amor carnal y terrenal, para darnos cuenta de cual es el amor bueno que debemos tomar, en el mester de clerecía, la intención también es didáctica de transmitir la fe y una enseñanza moral.
Por la métrica si podríamos incluirlo, ya que el Arcipreste utiliza como los clérigos la cuaderna vía, aunque cometa alguna irregularidad.
El género también es el mismo en ambas obras, la narrativa en verso.

domingo, 22 de enero de 2012

Diferencias y semejanzas del Mester de Clerecía y el Mester de Juglaría


Público:
Semejanzas: Tanto clérigos como juglares tienen el mismo público, el pueblo llano analfabeto.

Métrica y transmisión:
Diferencias: En el mester de clerecía la creación y transmisión era escrita, utilizando el uso de versos alejandrinos, utilizando como estrofa principal la cuaderna vía, la rima era consonante; la métrica de los juglares en cambio estaba condicionada por la oralidad, por lo que los versos eran irregulares formando tiradas épicas con rima asonante.
Semejanzas: Tanto los poemas de juglares como los de los clérigos, eran versos compuestos divididos por dos hemistiquios separados por una pausa central o cesura.

Estilo:
Diferencias: Los clérigos utilizan un estilo culto, con pretensión artística, con cultismos léxicos y sintácticos, por el contrario el juglar muestra realismo sencillez, claridad, fuerza narrativa cargando el poema de exclamaciones, epítetos épicos, utiliza la alternancia de tiempos verbales, pasando de pasado a presente y viceversa debido al descuido y viveza e improvisación del juglar.
Semejanzas: Los clérigos incluyeron también elementos del lenguaje popular , coloquial, campesino (para lograr proximidad con su público): léxico familiar o de la vida campesina, refranes, comparaciones cotidianos, diminutivos.... y apelaciones al auditorio, el estilo directo y exclamaciones fijándose en el éxito de los juglares; además los juglares incluyen expresiones religiosas.
Aunque los clérigos comienzan escribiendo en latín, empiezan a escribir en lengua romance más tarde como los juglares.

Intención y géneros cultivados:
Diferencias: La intención de los textos del mester de clerecía en didáctica: educar al pueblo en la fe, transmitir una enseñanza moral y religiosa; los juglares por el contrario intentan entretener al público con sus canciones, chistes, bailes, cuentos, malabarismos, etc, e informar en el caso de los cantares de Gesta, aunque sus historias no fueran totalmente verídicas.
En sus géneros se diferencia los siglos, mientras que en el mester de juglaría encontramos la famosa obra del “Cantar de Mío Cid” del siglo XII, el mester de Clerecía empezará a ver la luz a partir del siglo XIII.
Semejanzas: Ambos mesteres cultivan la narrativa en verso conviviendo durante el siglo XIII.














Temas:
Semejanzas : Tanto el clero como los juglares tratan en sus obras los ideales caballerescos y religiosos, ambos ensalzan los ideales de los caballeros y religiosos medievales, la fe y lo buenos cristianos que son estos.
Diferencias: Los clérigos escriben obras de vidas de Santos, temas marianos y milagros de la Virgen, y los juglares además de dar importancia a los temas religiosos, muestran otros valores de los caballeros medievales, buen padre, buen esposo, la honra, la guerra, la violencia, la sangre, los botines, etc
Los clérigos toman las ideas de sus obras de textos antiguos, mientras que los juglares no buscan en ninguna fuente, sino que se trata de obras transmitidas de “boca en boca”, oralmente.

Autores:
Diferencias: Entre el clero encontramos al primer poeta de la historia de la Literatura Española de nombre conocido, Gonzalo de Berceo, porque al crear sus obras por escrito, a diferencia de los juglares, ya podían hacerlo individualmente y, sobre todo, firmarlas. Escribió Vidas de los santos relacionados con los monasterios a los que estuvo vinculado. Vida de Sto. Domingo de Silos. Vida de San Millán de la Cogolla. Vida de Sta. Oria. Mariológicas o marianas : Milagros de Nuestra Señora 25 milagros con una introducción alegórica. Están adaptados de l as colecciones de milagros de la Virgen en latín que circulaban en la Edad Media por toda Europa.
La mayoría de los juglares, aunque no todos, no sabían leer ni escribir, así que llevaban todo ese repertorio en la memoria (con su fragilidad y sus imprecisiones), y lo hacían crecer con la imitación de otros juglares y con la improvisación.
Una gran obra anónima que de la que se encontró un manuscrito y consideramos anónima, ya que encontraron una copia de otra copia y no se sabe quien fue su autor, es el Cantar de Mío Cid.

Semejanzas:Gonzalo de Berceo que es un escritor culto (que utiliza cultismos o giros sintácticos en latín, por ejemplo, y la estrofa perfecta de la cuaderna vía) no duda en emplear recursos propios de la lengua juglaresca (como las exclamaciones, el uso del estilo directo para introducir las palabras de los personajes o detalles humorísticos), y mucho léxico y expresiones propias de la vida familiar y campesina (diminutivos, palabras populares, comparaciones y metáforas tomadas de la vida rural o la naturaleza, etc